10 mar. 2013

bienvenidos al teatro.

Cientos de almas bajo la luna bailándose el sudor.
Bebiéndose y besándose.
Pidiendo o impidiendo la próxima canción
y 7 tragos de ron.
Cabalgando las mentes catastróficamente perdidas
y alquilando sus vaivenes por alguna droga.
Dices parasiempres
y escucho hastanuncas.
Y en tres puntos suspensivos...,
caben todos los ojalas.
Como si fueran palabras en clave
en esta fiesta de demencias sin diagnosticar.
Cierro los ojos por cese de negocio
pero el gusto y el tacto abren 24/7.
Y no es que tengas la culpa de estar en el momento y el lugar inapropiados,
sino que tengo esta tendencia entre suicida y homicida
con premeditación y alevosía,
para y contra mí.
Bien podria decir que abandone mis miedos
para aferrarme a mis resucitadas ganas de todo.
Asi que, no descanséis inhumanos,
que tienen que soñar muy alto para darnos alcance.
Aspira cada pulsación como si fuera la última,
o el último.
Sed de desierto, me explico?
La vida es: a toda hostia en un microsegundo
y existir en el ahora.
Ahondar en la verdad porque es la única moneda de cambio posible.
Y la sinceridad es el precio de taquilla.
Bienvenidos al teatro.

No hay comentarios: