8 feb. 2013

Aunque mientras queden estrellas, a veces es mejor estrellarse.

Limitar los impulsos
para no enloquecer.
Se te dispara la inconsciencia y ni te inmutas.
Yonki de amor de barrio, con todo mi respeto,
siempre.
Pero no se puede vivir con esta intensidad sin medida,
Autocontrol, nena.
Te vas a estampar contra el muro más gris,
sino lo remediamos...
Abre bien los ojos tipa dura.
Que sí,
que te dan igual los charcos,
pero puede que oculten océanos...
y entonces qué?
No va bien vivir a pulsaciones.
Se te va a escapar el corazón por la boca un día de estos...
Acelerando.
Desacelerando.
Acompasa muchacha!
que se te escapa el ritmo
y en un traspiés,
aterrizas con la cara.
Y duele, chavalita, duele.

Aunque mientras queden estrellas,
a veces, es mejor estrellarse.

No hay comentarios: