27 ene. 2013

Descubriendo formas.

La intensidad intermitente
de las nubes luchando a sangre y fuego
por evitar que el sol nos luzca...
Semanas ya que las lágrimas divinas
nos seducen y nos bañan
y sin embargo me gusta.
Eso las cabrea aun más.
Siempre me gustó llevar la contraria
por el simple hecho de ver la cara frustrada del de enfrente.
Hace tiempo que no me asusto
que le hecho un par..
desde hace años...
He llorado más lagrimas y reido más risas
que vosotros juntos el resto de vuestras vidas
y tengo las suelas gastadas.
Que los caminos cuestarriba
me los se de memoria
yo, que he corrido maratones a contraviento.
Asi que nada, que las nubes me encantan
Que yo me quedo por aqui,
descubriendo sus formas.


No hay comentarios: