25 ene. 2013

Carta a Elián

Te escribo para recordarte como serás el día de mañana.
Hoy, que apenas pesas 3kg
que Dánae alucina con cada parte de tí,
(y los demás también)
que MamaSara y PapaAitor
se emocionan con cada gesto
y cada cruce de miradas.
A ellos, que se les ilumina la suya propia solo con tu presencia.
Porque Elián, eres luz.
Luz y magia.

Tendrás unos ojos grandes y brillantes,
para mirar a los ojos a la gente,
para ver la realidad de nuestro mundo,
el mundo que te dejaremos
y que desde ahora, luchamos por mejorar.
Unos ojos para mirar de reojo a las niñas,
y enamorarlas con un guiño.

Tendrás una nariz redondeada y bonita
para oler las maravillas de este planeta
y recordar los olores de la gente que te queremos.
Para diferenciar la lavanda, el romero y el tomillo
en la misma brizna de aire.

Tendrás unas orejas graciosas y suaves,
para oír a las que no son escuchadas
y los que son acallados.
Para deleitarte con la música
             y con los sonidos de Villarejo.

Tendrás una voz propia,
para hablar claro,
para hacerte escuchar,
para dar voz a quien creas necesario.
Con esa misma voz a veces,
te equivocarás...
pero con ello también crecerás.

Tendrás unos labios carnosos y dulces
para besar,
para cantar,
para reír a carcajadas.

Tendrás una sonrisa radiante,
porque serás feliz,
y el mundo necesita de tu sonrisa y tu felicidad.

Tendrás un corazón grande, fuerte y sano,
es necesario para bombear tanto amor.
Alguna vez en tu vida, pequeño,
éste corazón tuyo grande, fuerte y sano,
te dolerá,
pero no lo olvides, éste seguirá latiendo.

Tendrás unas manos preciosas y trabajadoras,
porque cultivarás la tierra y el arte con ellas.
Para acariciar y cuidar a quien te acaricie y te cuide.
Para estrecharlas con amigos.

Tendrás unos brazos fuertes,
para ayudar a levantarse a quien se caiga
y para abrazar(nos).
Nunca, nunca subestimes el poder de un abrazo, Elián.

Tendrás unos pies preparados para caminar,
porque recorrerás con ellos el mundo y la vida;
y tus huellas nos avisaran de lo lejos que fuiste
y de que todo va bien, que avanzas
sin importar si la linea es curva.

Pero sobretodo Elián,
tendrás una belleza interior infinita
porque recuérdalo,
eso, es lo más importante.





No hay comentarios: