25 abr. 2017

Si sigo viva

Tengo el ancla de tu boca clavada en las costillas,
Tira, y que duela.
Si sigo viva.
Tengo en los oídos las luces de tu risa.
Calla, y que silben.
Si sigo viva.
Tengo las vocales de tus manos bien cosidas a las mías.
Ven, y que quemen.
Si sigo viva.
Tengo las notas de tu olor pegadas a mis prisas.
Corre, y que ahoguen.
Si sigo viva.
Tengo los aleteos de mis párpados mecidos por tu brisa.
Grita, y que te oigan.

Que yo estoy viva.

Joder

Joder, dime ven y voy haciendo el pino y con triple voltereta mortal.
Sobretodo, mortal.
Llámame por mi nombre y me calzo los tacones rojos, los labios rojo y este corazón tan rojo que ya no sabe si viene o va...
Háblame en el idioma que prefieras que yo te traduzco a la lengua de todos los signos del mundo.
O al nuestro.
Acércate despacio y repasa las líneas de este cuerpo que se hace pequeño si tú estás delante.
Dime ven, y vuelo al marco de tu ventana lanzando piedritas al cristal para dormirte en mitad de tu insomnio.
Dime sí, y aterrizo estampada contra el muro minado que yo misma diseño después de cada siniestro.
Dime ahora y caigo, caigo, caigo...
Envalentonada por la inercia que me otorga el derecho al delirio que inútilmente me niego.


Y me quedo esperando el primer beso y la última calada como si el final y el principio de todo me diera el poder que no tengo,
o la valentía de la que carezco.

12 ago. 2014

ASMR

El caso es que resulta que tengo ASMR o Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma y me he llevado una alegría.

El otro día en el supermercado vi a una cajera trabajar, metódica, amable e incluso ayudando a meter los productos en bolsas. Yo era una persona ajena a la escena, simple espectador pero, despertó el hormigueo, esas cosquillas cerebrales que se alojan en el cuero cabelludo. Dura poco aunque te esfuerces en mantener la sensación. Es una sensación agradable, como de paz, un estado mental entre serenidad y placer. A veces, puedo hacerlo detonar pensando en ese instante y la sensación regresa.
Me pasa esto desde que tengo uso de razón.
Lo mismo ocurre cada vez que hablo con la persona que me hizo los piercings, su tono de voz, su forma de explicar las cosas pausadamente.
También viendo escribir a algunas personas e incluso viendo a una persona realizar alguna acción cotidiana como limpiar... Una señora acariciando a su perro... 
Y asi, mil cosas.
No me pasa con todo el mundo... Pero siempre soy un agente externo, tercera persona, espectador de la escena.

Hasta hoy no sabía lo que era, hasta hoy no le puse nombre y ni siquiera sabía si le sucedía a más personas. Y las veces que intente explicárselo a alguien no sabía muy bien como y no llegaban a entenderlo bien, llegando a desistir en el intento de compartir esta experiencia sensorial tan potente.

¿Hay alguien más al que le suceda por aqui?

3 feb. 2014

Sólo quiero decirte...

Sólo quiero decirte que te quiero,
oxigenar la vida.
Respirarte los días,
pero sobretodo las noches.
Las noches danzando la lluvia,
y que la lluvia me dance.
Compartirme,
no competirte.
Controlarte,
los cigarros sin juzgarte.
Y juzgarme,
cuando la prisa mate.
Aprender las derrotas mutuas,
tirarnos las rabias y los trastos,
a la cabeza.
Dormir diurnos sin sobresaltos.
Echarte un trago,
dos,
tres.
Ser tu pelo oscuro,
pero sobretodo, tu boca.
Mirarnos en un juego de pestañas.
Ser pura droga,
puta droga.
Drógame.
Aliéname la razón, sin previo aviso
y saltarme los stops, de la vida,
viviendo mi vida,
y la tuya.